Purgandus epistularum: unos pocos de blogs, parte I

La información, ¿se crea, se destruye, o sólo se transforma? ¿Es verdad que hay un ejército de esclavos escribiendo día y noche la mayor parte de lo que leemos en la interné? ¿El último libro que se escribió fue en el siglo de oro, y ahora todo lo que se publica son múltiples combinaciones de …

Continue reading ‘Purgandus epistularum: unos pocos de blogs, parte I’ »

Purgandus epistularum: WTF, D&D?

Me gusta reírme. Hay gente que piensa y opina que hemos venido a este perro mundo a trabajar o a sufrir (o a sufrir trabajando), pero yo soy más profano y sencillo con mi filosofía vital. Pero ojito, aunque suene a extracto de libro de auto-ayuda, también soy de los que piensan que para reírse …

Continue reading ‘Purgandus epistularum: WTF, D&D?’ »

Purgandus epistularum: Purple Sorcerer Games

Continúo martilleando con Clásicos del Mazmorreo (en Inglés, DCC RPG, que parece nombre de avión-caza Estadounidense), el juego que me ha devuelto la fe en la fantasía medieval en general y la Espada&Brujería en particular. Aunque realmente no es un blog, si no la página de una pequeña editorial, merecía una entrada para ella solita …

Continue reading ‘Purgandus epistularum: Purple Sorcerer Games’ »

Purgandus epistularum: Raven Crowking’s Nest

Antes que nada, lo quiero dejar clarito como el agua: a mí las navidades me la sudan un millón. Me parecen un camelo de proporciones cósmicas, un coñazo inaguantable, una especie de chantaje colectivo. Además, no tengo hijos, que suele ser la excusa más a mano para o bien ocultar que te encantan y no …

Continue reading ‘Purgandus epistularum: Raven Crowking’s Nest’ »

Purgandus epistularum: Grognardia

En el hobby que nos ocupa, si no sabes Inglés estás bastante jodido. A lo largo de las últimas décadas, algunas almas intrépidas y poco reconocidas se han empeñado en traducir al castellano o en crear desde cero juegos de rol con diversos grado de éxito; desde los primeros y toscos manuales de Joc (qué …

Continue reading ‘Purgandus epistularum: Grognardia’ »