Purgandus epistularum: Raven Crowking’s Nest

Antes que nada, lo quiero dejar clarito como el agua: a mí las navidades me la sudan un millón. Me parecen un camelo de proporciones cósmicas, un coñazo inaguantable, una especie de chantaje colectivo. Además, no tengo hijos, que suele ser la excusa más a mano para o bien ocultar que te encantan y no …

Continue reading ‘Purgandus epistularum: Raven Crowking’s Nest’ »

Purgandus fabularum: Skyfall

La famosa frase de “El Gatopardo”, de Lampedusa, resume a la perfección este bodrio: “Si queremos que todo siga como está, necesitamos que todo cambie“. Cuando la nueva serie de películas de James Bond comenzó (marcada por el cambio de protagonista, como siempre) con la impecable Casino Royale, tuve la esperanza de que el personaje …

Continue reading ‘Purgandus fabularum: Skyfall’ »

Purgandus libri: Dune

Escribir la entrada sobre “La estación de la calle Perdido” me hizo pensar que aunque el sobado apéndice N es una fuente brutal de inspiración y algunos de los libros que constan en él deberían ser de obligada lectura en los institutos (y si me apuras, en los colegios), ya va siendo horita de añadir …

Continue reading ‘Purgandus libri: Dune’ »

Rol y política: crowdfunding, mecenazgo, ransom y liberación

Igual que te digo que no pienso entrar al trapo con lo de la fotito de mi colección rolera (supongo que lo próximo será hacerse fotos de los tatuajes roleros que cada uno posee), sí que voy a ceder a hablar sobre el otro tema de moda: el crowdfunding. Crowdfunding: financiando linchamientos desde el siglo …

Continue reading ‘Rol y política: crowdfunding, mecenazgo, ransom y liberación’ »

Clases: El mago

Basado en hechos reales: te sientas con un puñado de colegas, deseoso de probar ese entretenimiento nuevo que uno de ellos ha importado en vuestro círculo. Recuerdas los relatos y películas de espada&brujería, con los torvos y misteriosos hechiceros, su dominio de oscuras y letales energías, su risa maníaca, su mirada incandescente. ¿Qué obtienes después …

Continue reading ‘Clases: El mago’ »

Retrospecter: Over the edge

Descargo de responsabilidad obligatorio. El director de juego debe leer esto antes y después de cada sesión de juego: “Todas las referencias a vicios y a lo sobrenatural contenidas en este juego son para propósitos de entretenimiento únicamente. OTE no promueve el satanismo, la creencia en la magia, el consumo de drogas, la violencia, las …

Continue reading ‘Retrospecter: Over the edge’ »

Purgandus fabularum: The cabin in the woods

¡Atención, amigo conductor! Esto está petado de spoilers desde el comienzo hasta el final. Aunque seguro que, si todavía no la has visto, ya te la han destripado. Si te lo dicen en el cartel, mangurrián: esto tiene giro al principio, y en el medio, y al final… Con este film, los autores han hecho carne …

Continue reading ‘Purgandus fabularum: The cabin in the woods’ »

Purgandus libri: Iron Kingdoms core rules

Gracias a una copia de evaluación y a las Quick start rules he podido echar un profundo vistazo al nuevo y esperado tomarro que ha parido Privateer Press (ya casi más que editorial, compañía de juegos de mesa). Ajustándome más a la verdad, la copia de evaluación no me la han enviado ellos, pero la …

Continue reading ‘Purgandus libri: Iron Kingdoms core rules’ »

Purgandus epistularum: Grognardia

En el hobby que nos ocupa, si no sabes Inglés estás bastante jodido. A lo largo de las últimas décadas, algunas almas intrépidas y poco reconocidas se han empeñado en traducir al castellano o en crear desde cero juegos de rol con diversos grado de éxito; desde los primeros y toscos manuales de Joc (qué …

Continue reading ‘Purgandus epistularum: Grognardia’ »

Purgandus libri: La estación de la calle Perdido

En estos tiempos retro en los que lo más cool es repasarse de arriba abajo la lista del ya desgastado apéndice N, voy a rebelarme por enésima vez (soy un iconoclasta) y proponer un libro algo viejuno, un clásico contemporáneo.     Primera lanza que rompo a favor de esta obra: su autor. Alguien al …

Continue reading ‘Purgandus libri: La estación de la calle Perdido’ »