Los doce del calabozo: Dentro de la vitrina del gigante

DENTRO DE LA VITRINA DEL GIGANTE 1d12 1. Interesante selección de yelmos (abollados) de tamaño humano, ordenados según lo molones que parecen 2. Bolsa llena de píldoras grandes como puños: remedio para el dolor de cabeza elaborado por un brujo ogro 3. Grimorio mágico de lujo: anotaciones semi-legibles por todos lados, los hechizos están repletos …

Continue reading ‘Los doce del calabozo: Dentro de la vitrina del gigante’ »

Clasificando. Clásicos del mazmorreo is different: El sistema (I)

Tras desgranar las bondades de las cuatro clases básicas (y definitivas: sí, han surgido por aquí y allí propuestas de los fans, pero es que realmente no hacen falta más), procederé a sintetizar en alguna que otra entrada las peculiaridades del sistema sobre el que se sustenta CdM. Voy a ir al turronaco, ya que …

Continue reading ‘Clasificando. Clásicos del mazmorreo is different: El sistema (I)’ »

Los doce del calabozo: Más piscinas extrañas

MÁS PISCINAS EXTRAÑAS 1d12 1. La piscina sagrada del dios escarabajo: rodeada por millones de los pequeños fanáticos en monótona oración 2. La Sopa Negra de la Vida: escupe embriones de criaturas mágicas aleatoriamente 3. El estanque clónico: cualquier ser vivo que toque el estanque es clonado a la perfección en 24 horas* 4. La …

Continue reading ‘Los doce del calabozo: Más piscinas extrañas’ »

Purgandus libri: Old man’s war

¿Te gustó Aliens (aunque todos sabemos que no era la continuación de Alien) y ese Hicks que se duerme en una caída libre a cientos de kilómetros a la hora? ¿Te moló Starship troopers (mil veces mejor que su homónimo literario, que se toma demasiado en serio) y ese Rico que pasó de soldado raso …

Continue reading ‘Purgandus libri: Old man’s war’ »

Los doce del calabozo: Mensajes interceptados al servicio de mensajería del inframundo

MENSAJES INTERCEPTADOS AL SERVICIO DE MENSAJERÍA DEL INFRAMUNDO 1d12 1. Nota de un secuestrador con instrucciones para el envío del rescate 2. Pedido para el abastecimiento de un servicio de catering del inframundo 3. Recibo de un poderoso artefacto mágico firmado por el curador vampiro de un museo de antigüedades 4. Petición de clemencia dirigido …

Continue reading ‘Los doce del calabozo: Mensajes interceptados al servicio de mensajería del inframundo’ »

Purgandus libri: A red and pleasant land

El subtítulo podría ser “deconstruyendo el hype del año”. Además, del año pasado y de este, puesto que el culebrón se ha ido extendiendo, casi como el de Dwimmermount; Zak y Raggi han tardado casi dos años (que se sepa) en parirlo, a lo que se sumó unos problemillas con la imprenta finesa. A mí …

Continue reading ‘Purgandus libri: A red and pleasant land’ »

Los doce del calabozo: Chocantes indicios en el pasillo

CHOCANTES INDICIOS EN EL PASILLO 1d12 1. Agujero superficial en la pared con cascotes y un pico roto en las cercanías 2. Una mancha verde inidentificable en el suelo, huele un poquitín 3. Una antorcha todavía humeante 4. Montoneras de cadáveres recientes de ratas: no tienen ni un rasguño 5. Losas sueltas en el suelo …

Continue reading ‘Los doce del calabozo: Chocantes indicios en el pasillo’ »

Clasificando. Clásicos del mazmorreo is different: El mago

“El mago es lo mejor, pero tienes que abrazar el caos: a veces no haces una mierda y a veces la lías pardísima”. Velasco dixit. ¿Qué mejor introducción a la cuarta clase básica de Clásicos del Mazmorreo que una verdad como un puño? Mi favorita de este sistema y la que encarna como ninguna los …

Continue reading ‘Clasificando. Clásicos del mazmorreo is different: El mago’ »

Los doce del calabozo: Transeúntes mazmorreros amigables

 TRANSEÚNTES MAZMORREROS AMIGABLES 1d12 1. Sabueso mazmorrero sin amo: muy hábil, le gustan los enanos 2. Vendedor de ungüentos acompañado de un enorme guardaespaldas medio-gigante 3. Reclutador mercenario altamente carismático seguido de un sargento y nuevos reclutas 4. Adustos misioneros del Templo de la Neutralidad 5. Ogro empachado, con restos de aventureros entre los dientes, …

Continue reading ‘Los doce del calabozo: Transeúntes mazmorreros amigables’ »