Los doce del calabozo: Cadáveres en el calabozo

Qué emoción, estreno sección, e igual que esto rima, el título de la misma suena como a aliteración, ¿no creéis? Bueno, a mí sí me lo parece. Qué incomprendidos somos los poetas.

Jason Sholtis es el inigualable creador de The dungeon dozen, el blog en el que casi todos los días (o por lo menos una vez por semana) hace gala de su increíble creatividad y su mazmorrero humor, que como yo ya expuse, me parecen dos géneros muy difíciles de casar. Echando mano del pobre 1d12, el dado más requetebonito de la colección de poliedros pero también el más ninguneado, Jason confecciona una tabla temática en cada entrada con 12 posibilidades, a cada cual más original, perturbadora, ocurrente e irónica. Hablamos ya de la friolera de más de 300 tablas (y subiendo) aplicables a cualquier sistema, con títulos tan sugerentes como Festivos y celebraciones del inframundo, La lista de invitados del Lich, Sí, pero ESTE trol…, o ¡Te repito que lo he visto en los conductos de ventilación!, y opciones a cada cual más loca y evocadora.

El bueno de Jason ha accedido a dejar en mis humildes y torpes manos la traducción de sus entradas, así que iré colgando poco a poco este impresionante tesoro. Con esto quiero dejar muy clarito que todo el mérito es suyo, yo sólo soy un converso que trasladará las bondades de su obra al castellano idioma, y que estoy abierto a correcciones y opiniones varias. Sin más dilación, procedo a inaugurar Los doce del calabozo con…

Los doce del calabozo

CADÁVERES EN EL CALABOZO

d12

1. Un ladrón muerto, atrapado mientras cruzaba una puerta secreta

2. Once hombres-mono muertos y cubiertos por marcas de ventosas

3. Las desecados restos de tres miembros de una congregación enanil

4. Una criatura humanoide hecha añicos por una explosión

5. La cabeza de un gigante de las colinas con un mensaje entre los dientes

6. Área cubierta por un nauseabundo horror de tentáculos e icores desintegrándose

7. Cinco bandidos y su líder tras arrojarse sobre sus propias espadas

8. Tres guerreros en ornamentadas armaduras aplastados finamente como una lámina

9. Dos entumecidos cuerpos de mediano aferrados mutuamente por la garganta

10. Un dragón decapitado (sin botín)

11. Un berserker alanceado atraviesa con su espada la cara de un berserker adyacente

12. Un mago con un muñón humeante por cabeza

 

La entrada original esta aquí, Dungeon Corpses. Thanks a million, Jason! (Or should I say a dozen?)

6 comentarios

    • Es verdad que dungeon, por tradición y por traducción más exacta, quedaría mejor como mazmorra, pero me gustaba más cómo sonaba calabozo. Hay algo que me encanta del idioma inglés y es su capacidad de expresar con pocas palabras y de jugar con los sonidos. Preferencias personales, la verdad…

      ¡Un saludo compañero!

  1. Bastante acertada la opción de usar un d12 para los “hallazgos” aleatorios. De hecho tienes razón, el pobre d12 siempre se queda ahí, esperando brillar como el dado de daño de alguna arma especial o efecto mágico.

    En fin, será interesante ir viendo las demás tablas para d12, se antojan como un infaltable entre los materiales del Master (además de la tabla de pifias, claro, jajaja). ¡Un saludo José!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *