Producciones Pentaculares, S.L., tiene el placer de presentar… Capítulo 6 de CdM

El señor Sápez, corrector de Bobugbubilz, da su visto bueno a la traducción

El señor Sápez, corrector de Bobugbubilz, da su visto bueno a la traducción

Sí, una de las novedades más jugosas y atrayentes de Clásicos del Mazmorreo, y además coherente con el trasfondo literario o pop, es el sistema patronal. No, me temo que no me refiero a que los jefes en el medieval mundo que plasma el juego sean buenas personas y traten como humanos a sus trabajadores (eso sí sería alta fantasía, amigos), sino a las tétricas criaturas que ofrecen poder y conocimiento a cambio de corromper cuerpo y alma (y no, tampoco me refiero a políticos y sus amiguitos empresarios), los patrones.

El intrépido Alberto, otro impío miembro del pentáculo, ha hecho una increíble labor con la traducción del capítulo 6 (Reglas del juez) de la beta de DCC RPG, en el que se habla someramente de la magia entendida de una manera menos en-cada-cajón-hay-un-pergamino-mágico y más he-tenido-que-pactar-con-un-demonio-para-aprender-un-hechizo-de-luz. Pero la mayor porción con diferencia está dedicada a describir a un patrón, el carismático y resbaladizo Bobugbubilz, señor demonio de los batracios, los pantanos y no lavarse. Encontraréis todo lo necesario para que el mago del grupo sea feliz: tres hechizos, invocaciones del señor de las ranas y sapos, los estigmas asociados a tener buen rollo con el anfibio ente…

Como ya viene siendo usual, lo cuelgo en la página de archivos (la que está debajo del título del blog, la de “Producciones…), y también aquí. Ahí va:

Capítulo 6 de CdM

Adelanto que estamos muy cerca de terminar con la beta. Luego no sé qué haré con tanto tiempo libre, la verdad; habrá que buscarse otra Quijotesca empresa.

La imagen pertenece al manual de DCC RPG, de Goodman Games, y la he estoy usando sin permiso; espero no desatar la abotargada furia de Bobugbubilz

3 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *