Producciones Pentaculares, S.L., tiene el placer de presentar… Capítulo 5 de CdM

"Pasa, pasa, que despejo un poco la mesa... joder, ¿dónde estará la asistenta demoníaca?"

“Pasa, pasa, que despejo un poco la mesa… joder, ¿dónde estará la asistenta demoníaca cuando hace falta?”

Tinta china hemos sudado, oiga. Todos los capítulos de la traducción han tenido su ración de desafío, dificultad para maquetar, llegar a acuerdos sobre términos a traducir y juntar las horas para dedicarse a todo ello, pero en extensión es este y el de combate el que más nos ha costado. Todo con un único fin: el interesado y egoísta proselitismo del mejor juego de espada y brujería de los últimos tiempos. Que no, que nada se hace desinteresadamente, que nadie os engañe.

Ya que estoy con una racha de honestidad, también os digo que estará seguramente preñado de erratas, deslices, tropezones… sabed perdonarnos, y por favor comunicadlas si os veis con ganas y/o tiempo; un proyecto a medio-largo plazo es compilar todo lo que hemos ido transformando al bello idioma de Enjuto Mojamuto en un solo documento, maquetado como Hastur manda (ahora que está de moda por True detective), todo lo libre posible de erratas y unificando términos.

¿Qué decir de este capítulo? Si la odiosa pregunta que todo padre teme me fuera arrojada (“¿cuál es tu preferido?”), sería de nuevo sincero y diría que todos, pero que cuando este en particular me mira con esos ojitos, se me derrite el corazón. Y es que este juego, como ya he machacado cienes y cienes de veces, se desmarca del legado dragondungeonero a varios niveles (ojo, y lo respeta en otros), siendo el más destacable el de la magia. Adiós al sosainas del mago de D&D, que hace más veces de florero que de intrigante y peligroso maestro de las artes arcanas, hola a la bomba de relojería andante que es el mago de CdM.

No solo esto. Por fin el clérigo y el mago arrostran desafíos propios de cada una de sus vocaciones y dedicaciones, adaptándose el sistema para cada uno de ellos. El mago se arriesga a llegar a parecer un shoggoth por la corrupción, pero si tiene suerte y le echa agallas, puede ser decisivo en cualquier partida, y además muy divertido de jugar. Además, con todas las gaitas de la magia mercurial, las manifestaciones de los hechizos, los patrones… se elevan las posibilidades.
El clérigo, por otro lado, se tiene que andar con mucho ojíviri con respecto a lo que va haciendo por ahí. Aquí el juez sí tiene una herramienta para mostrarle al despreocupado botiquín con patas que lo que está haciendo no pega ni con cola con su deidad: la reprobación. Se acabó el guerrero que de vez en cuando lanza un curar heridas; aquí el clérigo es como un testigo de Jehová pero con mala hostia, intentando ganar adeptos y machacando a los enemigos de su fe.

Sin más dilación, ahí os lo dejo:

Capítulo 5 de la beta de CdM JdR

También lo subo a la página donde se encuentran el resto de capítulos, la que está debajo del título del blog. Aviso que el cuarto capítulo ya está traducido, y en proceso de corrección y maquetación; en muy breve (teniendo en cuenta mis plazos, claro), tendremos la beta completada. No ya el monasterio del escorial, sino la mina de Khazad-Dhûm, estará terminada. Qué emoción, qué intriga, qué dolor de barriga.

12 comentarios

  1. Descargando!!!!!!. Enhorabuena a los premiados!!!!!. Y ahora menos coñas, felicitaros por la chollada que es descomunal y me va a venir cojonudamente para viciar mas y mejor a este gran juego y convencer de que se lo lean los no angloparlante, anglolectores de mi grupo de juego. Por cierto por lo que he entendido esta traducción es de la versión beta ¿que diferencias hay respecto al bonito (y muy pesado) manual que tengo en casa.

    • Como bien apunta Alberto, la principal diferencia es en cantidad de hechizos ofrecidos, y que solo aparecen los de primer nivel… aparte de esto, alguna tontá más hay en el manual sobre teoría mágica y rituales, pero en verdad se puede jugar perfectamente hasta nivel 3 con lo que ofrece la beta.

  2. Tela marinera lo que llevamos ya. Bravo!

    Por lo que se, en la beta hay menos cosas y algunas son algo diferentes. P.e. la beta tiene 23 hechizos de mago de N1 y en el manual definitivo hay 27. Lo único que he comparado a fondo es el capítulo de las reglas del juez, que en la versión final tiene más contenido (reglas de familiares y consultas a espíritus). A parte de esas nuevas secciones, creo que también había algún pequeño cambio en alguna línea del material común.

    Salud!

    • Muchas gracias. Yo no tengo contactos de este tipo, pero el resto de esforzados traductores están investigando la posibilidad. Mientras tanto, a ver si con un poco de martilleo a la afición y unas cuantas partidas, se logra darlo a conocer un poco.

  3. Bueno bueno que nivel… a imprimir toca y a juntarlo con los demás!! Gracias!!!

    Yo les tiré la caña a Holocubierta en los foros a ver si lo traducían, pero no están interesados. Yo creo que con el éxito que tiene el juego debería ser cuestión de tiempo que llegue a otros idiomas y el español tiene que ser uno de ellos sólo por sentido común, aunque no hay mucho gusto por el old school por parte de las editoriales.

    Si Goodman se anima a traducir el juego , a ver si se acuerda de vosotros, chavales!!!

    • De hecho, ya hemos contactado con él varias veces (es un tío, como diríamos en este país, muy campechano), y su requisito es que sea un colectivo o una editorial con experiencia previa. Estamos contemplando todas las opciones…

      • A mi vuestro estilo para la traducción me encanta… que si adminículos para jugar al rol xDDD, hechizo malogrado, consunción sortílega, duende, coco, trasgo (detesto eso de goblin y hobgoblin, suena muy artificial, trasgos leñe) Creo que habéis pillado muy bien ese estilo Gygaxiano, lleno de palabros y arcanismos, que defiende Goodman en su libro. Hasta el nombre “Clásicos del Mazmorreo” lo veo acertadísimo. El propio Dungeon Crawl Classics es un nombre con bastante sentido del humor en su idioma natal, y algo que amo de este juego entre tantas razones es ese humor gamberro que perdieron ediciones posteriores de El Juego (aparte de que porque es como si Goodman me hubiese leído la cabeza y hubiese hecho el juego de rol con el que ni YO sabía que soñaba)

        Hay términos que aún no se muy bien como traducir y que queden guay. “Ploghiston Disturbance”, ¿disrupción de Ploghiston?, ¿dirtosión ploghística?

        Pues chicos toda la suerte del mundo con ese tema. Esta claro que sabéis traducir y que sabéis maquetar… A mi, no se porqué, me da que este juego si acaba traduciéndose será por un pez pequeño, no por una de las grandes (y eso que me parece que es un juego bastante popular) aunque me consta que algunos módulos de Goodman llegaron a nuestro idioma, para Pathfinder o algo así.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *