Desclasado: EPIC FAIL (al menos para los consumidores roleros)

El kóbold de Vorwerk: soso

El kóbold de Vorwerk: soso

¿Tú dejarías la limpieza de tu hogar en manos de un kóbold? La seguridad anti-cacos todavía, pero no que el suelo quede brillante. Pues me temo que Vorwerk (famosos por su batidora para pijos, la Thermomix) no ha investigado lo suficiente el nombre de su nuevo robot-apiradora, en la línea de lo que Mitsubishi hizo con su Pajero y algunos EPIC FAIL más. Bueno, ellos dicen que es un diablillo alemán, y ya había una familia de aspiradoras con el mismo nombre (hostia, desde los años 30… al final, ¿quién copiaría a quién?).

El kóbold de d&d: también limpiando su madriguera

El kóbold de d&d: también limpiando su madriguera

Aprovecho para preguntar a los sabios del rol: el kóbold, ¿siempre fue lagartuno? ¿No hubo un tiempo pretérito en el que era medio perruno? En el Baldur’s Gate (el videojuego), como bien recordamos un buen amigo y el menda, los kobolds medio ladran (los ladridos son tíos haciendo que ladran, detalle que yo no recordaba).

Imágenes robadas de la red, una de la página web de Vorwerk y la otra de un blog

11 comentarios

  1. Bueno, yo no soy un sabio del rol, pero me atreveré a comentar.

    Sí, los kobolds previos a la 3.X se describían con rasgos perrunos, aunque también tenían cuernecillos y algo de lagarto en ellos. El dibujo del Compendio de AD&D2 era un poco raro, pero los anteriores sí parecían más como perrillos -como salían también en los juegos de recreativas de D&D.

    El kobold viene de leyendas de mineros alemanes, de un bicho que creían podían encontrar en los subterráneos, minando metal y llevándoselo. Es curioso que la palabra cobalto tiene la misma raíz.

    • Je, se me había olvidado lo de los kobolds de esos arcades, es verdad. prefiero esos, el tema lagartijo ya está muy explotado (y no digo nada de la supuesta relación de las piltrafillas con los dragones).

      ¡Gracias, un saludo!

  2. Me disculpo profusamente por hacerle necromancia a este post, pero me gustaría aportar mi granito de arena:

    Los kobold han sido descritos con atributos de perrete y de reptil a lo largo de toda la historia del D&D; a veces una cosa, a veces otra, a veces ambas a la vez.
    En el Monster Manual de AD&D 1e y en el Monstrous Compendium de la 2e se les decribe escamosos y reproduciéndose por huevos.
    Peeero… la Rules Cyclopedia los describe perrunos, así como varias ilustraciones a lo largo del AD&D 2e.
    Para más liar la madeja, en varias ediciones del Basic D&D (Moldvay/Mentzer, B-X o como se diga), se les presenta como hombres-perro con escamas y que ladran.
    O sea, un sindios.
    Si me preguntas a mí, creo que nadie en TSR tenía muy claro qué pinta tenía un kobold y se fueron liando entre ellos (y liando aun más a los probres ilustradores, supongo).
    Y lo de hacerlos dragones mini-yoes… diría que la culpa la tuvo el módulo Dragon Mountain, que te enfrentaba a algo así como tropecientos kobolds aliados con un dragón. Resultado: BAM! Wannabe dragones.

    (Y soltado este pedazo de frikada, creo que voy castigarme un rato de cara a la pared…)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *