Los doce del calabozo: Manifestaciones de la demencia del hechicero

Los doce del calabozo

MANIFESTACIONES DE LA DEMENCIA DEL HECHICERO

1d12

1. Villano de película muda con grandes dosis de histrionismo y sobreactuación, acompañado de gritos ensordecedores, un torrente de desvaríos, abundante sudoración y ojos como platos

2. Abrumadora obsesión con la materia sub-atómica, garabatea ecuaciones por todos lados, lleva siempre lentes microscópicas

3. Dedicación enfermiza a la misión de mejorar la capacidad sensorial: se está preparando para implantarse ojos multifacetados gigantes de insecto

4. Está tan metido en sus estudios esotéricos que ha dejado de comprender los asuntos mundanos, se olvida de comer, dormir, bañarse…

5. Búsqueda maníaca de explosiones cada vez más grandes y mejores, su escondrijo es ahora una ruina humeante, está planeando volar por los aires algo muy grande, le acompañan grandes y alocadas risotadas

6. Dedicación megalomaníaca a rehacer el mundo a su imagen y semejanza comenzando con estatuas del tamaño de montañas (su laboratorio está lleno de maquetas a escala)

7. Desafortunada pérdida del control de las funciones corporales básicas, se pasea con una túnica repleta de manchurrones mientras dicta nuevos teoremas a sus homúnculos escriba

8. Gracias a una exitosa investigación ha expandido la lista arcana de palabras de poder, las utiliza indiscriminadamente en sus frases, el personal superviviente escapó hace semanas

9. Una extraña personalidad intrusa le interrumpe constantemente mientras habla con críticas mordaces, opiniones y burlas

10. Ha recibido instrucciones directas desde el futuro sobre qué figuras políticas deben ser asesinadas, está invocando seres de la dimensión del odio para llevarlo a cabo

11. Diatriba involuntaria a alta velocidad de asuntos esotéricos y eruditos en un tono educativo y muy bien organizado

12. Inmerso en un agujero negro de paranoia, ha matado a sus sirvientes, está planeando lanzar un ataque preventivo contra sus aliados

La entrada original está aquí, Manifestations of the Sorcerer’s Derangement

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *