Purgandus libri: Nights of the crusades

Picuet me quedé cuando leí entre el listado de nominados a los Ennies un juego de rol libre de una pequeña editorial llamada Aetheric Dreams, que a todas luces es una sola persona (un tal MJ Alishah). Lo repito: es un juego libre, que podéis descargar aquí. Compite en esta categoría con IKRPG (¿?), Marvel RPG (¡¿?!), Monsterhearts (un juego que hace uso del motor de Apocalypse World para simular series como True Blood o novelazas como Crepúsculo [¡¡!!]) y Primeval RPG (basado en una serie Británica de viajes en el tiempo y dinosaurios [*@&%]). No sé a quién le han encargado buscar los nominados, pero seguro que tenía el día tonto.

Sé de buena tinta que otros certámenes similares tienen categorías específicas para los juegos libres e incluso para los indies, pero no sabía que los Ennies incluyeran alegremente rol libre, y me alegra sobremanera. Me parece fenomenal que la gente quiera ganarse unos cuartos con sus creaciones roleras (nos ha jodido, por muy mal que me parezca seguirá pasando), pero cada vez creo en y apoyo más las soluciones como la Creative Commons y la libre compartición de creaciones.

Cruzado loco. No sé si hacía falta el epíteto

  • ¿Eres un segundón? Hale, a las cruzadas. El libro en cuestión (bueno, por ahora sólo pdf) contiene ciento y pocas páginas, y ostenta un aspecto totalmente profesional… se nota que el único creador es diseñador gráfico y dibujante. TODAS las ilustraciones del manual son suyas, dibujadas aparentemente a carboncillo o lápiz y parecen meros esbozos (las puedes contemplar en su página de Deviantart). Te puede gustar más o menos el estilo, pero es innegable que tiene arte y se prodiga; casi todas las páginas lucen una. Las que se ven en esta entrada son algunas, por cierto. Otro detalle que gusta mucho a los escritores es trufar su libro con citas o extractos de autores admirados, y Alishah es uno de ellos; cada página presenta un pequeño párrafo proveniente de las obras que le han inspirado y motivado a pergeñar su juego: Las mil y una noches, las obras de Al-Ma’arri (un librepensador ateo del ¡siglo XI!), las memorias de Jean de Joinville, las crónicas del rey Ricardo, y libros de historia desde varias perspectivas (sí, no sólo la de los simpáticos europeos que fueron a masacrar a oriente medio)
  • La Edad mierda. Es curioso, pero aunque la mayoría de juegos de rol de fantasía son trasuntos de la edad media europea, pocos (aparte de Ars Magica y Aquelarre ninguno más se me ocurre… bueno, sí, el próximo Jerusalén 1119 de Holocubierta) están ambientados en un entorno realista o pseudorrealista perteneciente a la edad de las sombras. Sorprende positivamente cómo consigue el autor evocar el ambiente de la época (que tiene elementos fantásticos, pero sin exagerar) mediante los relatos introductorios de cada episodio, las citas ya mencionadas de autores coetáneos y las reglas. Se ha empapado bien antes de acometer esto, vamos. Y si alguien se había hecho ilusiones sobre lo épico de la empresa acometida por los nobles caballeros europeos, ya lo siento: el libro es duro y crudo, optando por mostrar sin ambages tanto en su prosa como en mecánicas de juego la brutalidad de unos hechos de una época bestial en sí misma. Aunque si uno lo piensa fríamente, tampoco es que hayamos cambiado tanto…

    El Jesús Gil árabe

  • A dios rogando y con el mazo dando. El sistema en sí, creado expresamente para este juego, me ha dejado confundido. Tiene vocación de sencillez (se comparan las características enfrentadas, que van de 1 a 10, en una tablita y hay que obtener con 1d10 el número objetivo o menos), pero a lo largo de todo el texto se dan por hecho palabros o mecánicas que sólo se mencionan de pasada. Joer, estoy acostumbrado a leer manuales de rol en Inglés, y pillarlo a la primera es algo que creía tener domado; explicar mejor las reglas se hubiera agradecido. En el combate este tema se dispara: llamadme monguer, pero no he llegado a pillar bien el sistema para los piños… aparentemente, se basa en el gasto de acciones. Lo más novedoso es que tras las tortas las secuelas no sólo son físicas sino también mentales, debido a lo que supone enfrentarte a la violencia y ejercerla. Buen detalle que normalmente pasamos por alto; matar a alguien o arriesgarse a perder la vida no es como ir a comprar el pan.
  • Déjate de cuentos. A mí lo que me ha parecido muy novedoso es cómo se resuelve el tema del progreso del personaje y la características. Explico primero lo segundo, para marear mejor la perdiz. Al contrario que en la mayoría de juegos de rol y de forma similar a Stalker, son las habilidades que dominas las que determinan tus características y no al revés. Estoy de acuerdo totalmente. Si estás cachas es porque corres, levantas pesas y te partes la cara, no al revés; se tiene un pico de oro después de haberle calentado la oreja a miles de incautas en discotecas y bares, por mucho que la naturaleza te haya dotado de labia. Por otro lado, lo más original y que de mejor forma expone la influencia de Las mil y una noches en este juego es la forma de ganar puntos de experiencia: contando historias. Exacto, los personajes poseen puntuaciones en los diferentes aspectos o temáticas que normalmente cubren los cuentos y leyendas (drama, acción, misterio…), y mediante la narración compartida de una historia y con una sencilla prueba de dados, pueden conseguir puntos canjeables por mejoras o bonificadores en una tirada específica. No sólo me parece que encaja a la perfección en el espíritu del juego y dónde se desarrolla, además lo considero incluso realista: ¿qué hacías en una época sin medios audiovisuales, sin los entretenimientos a los que tan acostumbrados estamos? Relatar batallitas, majo, al calor de una hoguera.

    Bonita corbata, y muy útil

  • Te ajunto/no te ajunto. Otro detalle magistral: las facciones, religiones y procedencias culturales y el sistema que las regula. Todos los personajes y PNJs que por ahí pululan pertenecen a unas u otras y poseen afinidades o aversiones hacia ellas. Dependiendo a quién te enfrentes, con quién negocies, o quién te venda esa espada, el resultado cambiará mucho dependiendo de cómo te muestres y lo que pienses de la procedencia del otro. Prejuicios a saco en una época de fanatismo religioso, racismo y xenofobia. Bienvenidos al buen rollo.
  • Aventurica y todo. Por si fuera poco, el manual culmina con una pequeña aventura que pone en práctica lo expuesto y sirve de ejemplo de las posibilidades de este sistema y ambientación. ¿Es mi impresión o se está perdiendo la buena costumbre de incluir una en los libros básicos? ¿Cómo demostrar lo que las reglas muchas veces no pueden plasmar convenientemente, si no con una puesta en práctica? Se me queda en el tintero o en el teclado destacar también el subsistema de recursos (que da mucha importancia a las ganancias y cómo afectan a tu día a día), y las ideas sobre los elementos fantásticos o ucrónicos (organizaciones, seres sobrenaturales…), mesurados pero muy acertados.

Veredicto: Este juego de rol compite en unos premios clásicos con obras que sí tienen derechos de autor restrictivos y cuestan dinero (mucho dinero, más de 30 euros), y les da sopas con honda a todas en casi todos los aspectos. Para que luego se diga que lo caro es mejor o que lo gratis no merece la pena. Y si no te gusta la temática tratada o la época elegida, hay ideas y mecánicas que son totalmente aprovechables. 

4 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *