Rol y política: Respuestas nada retóricas

Tras comprobar, como yo temía, que es totalmente imposible escribir una entrada cuando se está de vacaciones por ahí y sólo se dispone de ordenadores ajenos, me dispongo a retomar el noble arte del blogueo… y cuánto me honra poder hacerlo poniendo un enlace al blog de un compañero.

Hace ya tres meses, cuando era más joven e inocente, colgué una entrada sobre la eterna discusión concerniente a los derechos de autor, cultura, y contenido libre de cualquier tipo. El bueno de Nacho perdió unos minutos de su vida leyéndola, y no contento con esto, incluso respondió a las preguntas que dejé colgando al final de la misma en su blog, En la red. Aunque es un descarado ejercicio de egocentrismo (pero disfrazado de camaradería, ya que el blog es de otra persona), os animo a leer la entrada que mis desvaríos propició, llamada Cultura Libre, en la que el compañero aporta reflexiones muy interesantes y esclarecedoras, con las que estoy totalmente de acuerdo.

Gracias, Nacho, de verdad. No sé por qué la gente se empeña en seguir escribiendo blogs existiendo el maravilloso whatsapp y el fantabuloso twitter, pero yo tuve desde el principio un objetivo muy claro en mente: conocer a gente y sus opiniones. Por ahora, misión cumplida.

N.B: Qué extraño es publicar una entrada sin fotico…

2 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *